Pedagogía y eLearning

eLearning con Pedagogía, sí o sí

Escrito por Anahí Varela

La formación eLearning se ha convertido, sin duda, en todo un fenómeno dentro del mundo educativo, ya sea desde el ámbito formal como desde el no formal. Actualmente es muy raro encontrarse con alguien que no haya realizado algún curso online, especialmente gracias a la proliferación de los MOOC (cursos masivos abiertos en línea –Masive Online Open Course, por sus siglas en inglés- que suelen ser gratuitos). Los MOOC proceden, originariamente, del ámbito universitario como una manera de acercar la Universidad al “común de mortales” de una forma atractiva y sencilla, además de ser un medio de difusión del conocimiento que se fragua en estas instituciones).

Mirando el eLearning desde la Pedagogía

La introducción de esta modalidad, el eLearning o la teleformación en la formación ocupacional y continua, es una forma de mantener y fomentar el aprendizaje para toda la vida. Aún cuando se persigan fines variados, yendo desde intereses personales o profesionales -desde el punto de vista de quien “aprende”-, hasta el mantenimiento de una plantilla de personal con la mejor formación posible para desempeñar correctamente, y en las mejores condiciones, su trabajo -desde la perspectiva de la empresa que organiza la formación-. Ya se oriente a un objetivo o a otro, la realidad es que esta modalidad formativa obtiene una mayor difusión pero, ¿cómo se concibe esta formación?

Aunque parezca paradójico, la realidad es que, a pesar de los beneficios y ventajas que plantea, creo que el eLearning se ha enfocado de forma errónea desde un punto de vista pedagógico. Se ha puesto el acento en lo tecnológico y se ha perdido lo “didáctico”. De hecho, la traducción literal del término inglés eLearning es aprendizaje electrónico, que pone el foco en el proceso del alumnado, en su aprendizaje y deja de lado la otra parte del binomio enseñanza-aprendizaje necesario en cualquier acción formativa, la docencia, la enseñanza… Esto ha provocado, además, que tenga “mala fama” como modalidad formativa real y efectiva.

Como gran (grandísima, en realidad) consumidora de formación online y, ahora, gestora de proyectos eLearning, he comprobado la necesidad de darle la vuelta a los planteamientos existentes alrededor de esta formación, desde la Pedagogía. Ya lo afirmaba Pablo J. Sánchez Morales, pedagogo responsable del blog ePedagogía, formador de empresa y profesor de la Universidad de Málaga, que denunciaba esta situación basándose en su experiencia dentro de este ámbito.

Transformando la enseñanza
Fuente: Wesley Frier en Flickr bajo licencia CC BY 2.0

Obstáculos para un eLearning de calidad

Desde mi punto de vista, los obstáculos que impiden una formación eLearning de calidad son los siguientes:

  • La baja existencia de perfiles educativos en las empresas de formación (lo que hago extensible a las empresas en general y, especialmente, a aquellas que poseen departamento de formación), es decir, la escasez de pedagogas y pedagogos en puestos que les son propios por entender que, al trabajar con herramientas tecnológicas, es más necesario contar con perfiles del ámbito tecnológico, informático…
  • Como consecuencia de lo anterior, se pone el acento en tener las mejores plataformas con los mejores contenidos interactivos y las más avanzadas herramientas sincrónicas y asincrónicas, pero no necesariamente con una lógica pedagógica o sin atender correctamente las necesidades formativas del alumnado.
  • Las instituciones y empresas que contratan formación online (en línea) para supersonal, plantean demandas más centradas en lo tecnológico que en lo educativo. Como consecuencia les “conquistan” propuestas comerciales que están “a la última” tecnológicamente independientemente de la calidad de los contenidos o el planteamiento metodológico.

Todo lo anterior desemboca en una discrepancia entre las necesidades educativas del alumnado y las necesidades comerciales de las entidades, lo cual se hace visible en las encuestas de satisfacción del alumnado que evidencian la necesidad de atender a la metodología, a la calidad de los contenidos, a la profesionalidad y la competencia didáctica del personal responsable de la formación…

 

No obstante, soy optimista. A las pedagogas y pedagogos que trabajamos en este ámbito y que comprobamos día a día sus beneficios y su potencial, todavía nos queda mucho por hacer, por escribir, por demandar, por enseñar y por construir. Pero no hay nada imposible y las empresas e instituciones que realmente se preocupan por ofrecer una formación de calidad, también están dispuestas a escuchar y mejorar. Aún más, a abandonar viejos estereotipos profesionales dando lugar a algo esencial en eLearning: la Pedagogía.

Referencias:

Anuncios

Un comentario en “Pedagogía y eLearning

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s