Ser, estar y tener #ConCienciaEducativa

Por Mayte García (@mayte_garcia)

Te invito a hacer una reflexión. ¿Dónde están las y los profesionales de la Pedagogía? ¿Lo habías pensado? ¿Tienes una respuesta clara?

Hay muchas personas a día de hoy que no tienen claro qué es la pedagogía, y mucho menos a qué nos dedicamos. Como pedagogas y pedagogos, tenemos la suerte de desarrollarnos en un ámbito que permite especialización en diferentes áreas. Esto, para algunas personas, puede suponer cierta confusión a la hora de definir entender las funciones pedagógicas pero, a pesar de ello considero que tenemos suerte porque tenemos una profesión versátil y camaleónica que nos permite desarrollar la capacidad de encajar las nuevas demandas de los sistemas educativo-profesionales con las necesidades del mercado laboral.

Hemos adaptado nuestros perfiles a las necesidades sociales, familiares, escolares y laborales, pero… mientras tanto, mientras nos dedicábamos a hacer nuestro trabajo en asociaciones, colegios, universidades, empresas, fundaciones, ayuntamientos… hemos descuidado nuestras marcas personales, nuestra proyección profesional. El resultado es que tenemos poca visibilidad, el número de profesionales de la pedagogía que son reconocidos socialmente, en la actualidad, es escaso.

Mapa de etiquetas formando la palabra Pedagogía

Desde la pedagogía, ofrecemos la oportunidad de trabajar con una base formativa sólida, partiendo de conocimientos, de metodologías y con una buena capacidad de planificación. Porque sabemos que en cualquier proceso de desarrollo no deben faltar estas patas, porque “si tú quieres, puedes”, pero también tienes que saber cómo y apoyarte en una metodología, y ahí… es donde está la pedagogía, y donde entramos los y las profesionales de este sector.

Quienes poseemos la licenciatura o el grado en Ciencias de la Educación estamos trabajando, aprendiendo, formándonos y formando en:

  • La Administración Pública: desarrollando adaptaciones curriculares en centros educativos, ofreciendo atención pedagógica en centros penitenciarios, gestionando y haciendo funcionar departamentos de orientación, desarrollando planes para servicios sociales y culturales, trabajando en el área de investigación socioeducativa, participando en la evaluación psicopedagógica del alumnado, apoyando a personas con dificultades de aprendizaje
  • La empresa privada: desarrollando planes de formación interna; gestionando los recursos humanos; redactando contenidos para acciones formativas elearning y tutorizando los cursos; impartiendo formación presencial o a distancia; proporcionando orientación académica, profesional y personal a otras personas; gestionando centros de tercera edad y residencias;  trabajando en medios audiovisuales y desarrollando herramientas de aprendizaje a través de la gamificación; colaborando con equipos tecnológicos para desarrollar aplicaciones y recursos para atender la diversidad en el aprendizaje
  • Entidades sin ánimo de lucro: diseñando proyectos de cooperación social, desarrollando programas de ocio alternativo, acompañando a personas en situación de riesgo y exclusión social, organizando e impartiendo formación informal o no formal

Y, puesto que…

la pedagogía se ha venido desarrollando a lo largo de la historia por grandes profesionales, pero casi siempre sin hacer ruido.

“han ido cayendo teorías” como caen las hojas de los árboles en el otoño, en silencio.

había profesionales de la educación, de la Pedagogía, ya antes de “la Casa de los Niños” (que María Montesori desarrolló para generar un ambiente de aprendizaje por automotivación), y seguimos aquí después de la idea de Ken Robinson de que “las escuelas matan la creatividad”.  Muchos pedagogos y pedagogas que han trabajado en las escuelas, y fuera de ellas, creando metodologías y recursos que permiten,  a cualquier persona, el desarrollo  profesional y personal dentro de su propio entorno.

Solo queda que se nos vea y se nos reconozca. Porque somos muchas las y los profesionales de la Pedagogía que dedicamos cada día a transmitir que hay otra forma de hacer las cosas, que no solo estamos en los colegios, que el aprendizaje debe ser continuo, que se puede trabajar (educativamente) con personas adultas, al igual que con menores y jóvenes, que un entorno puede mejorar a través de la educación y la formación…

Hay que visibilizarnos

Porque tenemos capacidad de observación, de comprensión, de empatía y de organización.

Porque desarrollamos nuestro razonamiento lógico, sin perder la creatividad.

Porque nos movemos por la intuición con una capacidad de análisis y de desarrollo que nos permite ejercer nuestra profesión de forma competente, sea cual sea el sector en el que nos estemos desarrollando.

Porque se han dado muchas “pedagogías del oportunismo” que se lanzan al diseño y desarrollo de proyectos y actividades, como las tormentas de verano que te pillan en medio de la calle, sin saber muy bien hacia dónde correr.

Cada profesional de la Pedagogía es y está, sólo falta que eso se visibilice. Porque a veces no basta con ser, hay que estar y tener #ConCienciaEducativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s